Nuevos requisitos para la inscripción en la Aduana
 

La Administración Federal de Ingresos Públicos, modificó los requisitos para que los contribuyentes puedan solicitar la inscripción en el Registro de Importadores y Exportadores de la Aduana. Además, se establecieron  nuevas condiciones de “solvencia económica” que tendrán que cumplir las empresas inscriptas en el Registro, y las garantías que deberán otorgarse en el caso que no se pueda cumplir con las pautas establecidas.
Mediante la Resolución 2144 (AFIP), se estableció que los sujetos inscriptos en el Registro de la Aduana serán evaluados en función de la información que posee la DGI en sus base de datos. Las firmas podrán realizar la consulta en la página de la AFIP (www.afip.gov.ar), a partir del 20 de octubre de 2006
Luego de la evaluación realizada, se categorizará a los contribuyentes en alguno de los siguientes grupos:
– Grupo A: Sujetos  que no registren el alta en los Impuestos al Valor Agregado, a las Ganancias o Monotributo
– Grupo B: Sujetos que no hayan registrado operaciones aduaneras, informáticamente en los últimos dos años (desde el 1 de enero de 2004)
– Grupo C: Sujetos con domicilio ante la AFIP, inexistente o desconocido
Los contribuyentes que sean ubicados en los grupos “A” o “B”, serán dados de baja del Registro a partir del día 20 de octubre de 2006. En estos casos, para volver a operar deberán regularizar su situación de la siguiente manera:
– Los incluidos en el grupo A, tendrán que normalizar previamente su situación tributaria ante la AFIP
– Los que sean categorizados en el en gurpo B, deberán solicitar una nueva inscripción el en Registro
– Los que se incluyan en el grupo C, tendrán tiempo hasta el 30 de noviembre de 2006 para regularizar las inconsistencias relacionadas con el domicilio.

Demostración de solvencia económica:

El decreto 1214/05 estableció que los importadores y exportadores, a efectos de la inscripción en el Registro de la Aduana, deberán acreditar solvencia económica a través de ventas brutas por un importe no inferior a $ 300.000 en el año inmediato anterior, o teniendo un patrimonio neto igual a ese monto. La norma establece que cuando no se pueda acreditar solvencia económica, se tendrá que constituir una garantía por un valor de $ 30.000. (Anteriormente, los valores eran de $ 23.094 y $ 2.309,40, respectivamente)
En función de los datos que posee la AFIP relacionados con los ingresos y el patrimonio de los contribuyentes, se realizará la evaluación de la solvencia económica de cada empresa. Si no se reúnen los montos mínimos de solvencia establecidos, las firmas tendrán que constituir garantías de actuación durante el mes de noviembre de 2006.
En el caso que se constituyan mediante avales bancarios, deberá utilizarse el programa aplicativo denominado “único de garantías – versión 2.0”.
Se encuentran excluidos de demostrar solvencia económica, los siguientes sujetos:
– Los monotributistas
– Las entidades exentas en el impuesto a las ganancias
– Los importadores y exportadores ocasionales 
– El Estado nacional, provincial y municipal.
La garantía se puede constituir con aval bancario 

 

 GacetaTributaria | Copyright 2005 |